Aprender a Pensar

Repensar la Educación

PLAN TRABAJO 2. AYÚDALES A GESTIONAR LOS CONFLICTOS. Cómo ayudar a nuestros hijos a superar el miedo

Comprender por qué y cómo se produce el miedo nos ayudará a solucionar situaciones relacionadas con los temores de nuestros hijos.

Lo primero que debemos comprender es cómo reacciona el cuerpo ante situaciones que provocan miedo. Así entenderemos ciertos malestares físicos que padecen los niños cuando sienten temor.

En la prehistoria, cuando el hombre que salía a cazar se encontraba en una situación peligrosa, escapar del peligro era lo más estratégico para salvar su vida.

Para escapar, ¿qué partes del cuerpo nos pueden resultar más útiles? Sin duda alguna, las piernas y los brazos.

El cuerpo lleva la sangre a estas partes. ¿Para qué necesitamos sangre en la cara? ¡Para nada! Por eso empalidecemos.

¿Para qué necesitamos sangre en el estómago? ¡Para nada! Por eso aparecen las famosas “mariposas” en el estómago.

Otra necesidad es la de sentirnos ligeros para correr más rápido. Por eso, perdemos el apetito, si tenemos el estómago lleno, es posible que sintamos náuseas. Esto explica los “dolores de tripa” de los niños.

El miedo es positivo cuando nos hace ser prudentes. La ausencia de miedo nos convertiría en personas temerarias que no asumen las consecuencias de sus actos.

Ante situaciones en las que nuestros hijos sienten miedo, lo más aconsejable no es rechazar el sentimiento, sino hacerles sentir protegidos y ayudarles a superar o solucionar la situación que les produce temor.



escrito el 18 de febrero de 2010 por en ,2º Primaria,Plan de trabajo

etiquetas:


Recursos Relacionados

 

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar